Cuentos

Aqui encuentras todos los cuentos que deseas leer una y otra vez

El Abuelo y la Abuela se pelean

Hay personas tan resentidas que son incapaces de perdonar, y todavía más incapaces de olvidar. A veces se sienten generosas y dicen: «Perdono, pero no olvido». Eso no vale. Tampoco vale lo que decía un torero gitano que se sentía muy ofendido por lo que le habían dicho: «Yo, como cristiano, le perdono; pero como gitano, no». Jesús, en el Evangelio, nos pide más generosidad. Él mismo excusó a los que le crucificaban.
El abuelo y la abuela se habían peleado, y la abuela no quería dirigir la palabra a su marido. Al día siguiente el abuelo ya había olvidado la pelea, pero por más que intentaba no podía hacerla hablar. Entonces el abuelo se propuso ponerla nerviosa. Empezó a revolver el armario y cajones hasta el fondo. La abuela no se pudo contener y le gritó airada: «¿Se puede saber qué andas buscando?». «Lo he encontrado, gracias a Dios —respondió el abuelo—: ¡tu voz!».
Autor: Padre Justo López Melús

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: