Cuentos

Aqui encuentras todos los cuentos que deseas leer una y otra vez

La Ley de la limitación

Un joven doctor y su esposa estaban agasajando a una tía de edad avanzada. Después de la cena el café fue servido con lo cual la tia dijo excitadamente:
“John, tú sabes que no puedo beber café, la nicotina que hay en él me mantendrá despierta toda la noche”.
El sobrino dijo : “Te aseguro mi querida tía que no hay nicotina en este café. “La tía replicó : “siempre hay nicotina en el café y me mantiene despierta la noche entera”. El anfitrión  entonces dijo : “ Mi querida tía yo te aseguro sobre mi palabra de honor, como doctor, que no hay nicotina en este café “.
La anciana dama, quien tenía la más alta consideración , ambas, por las calificaciones profesionales de su sobrino y por su integridad personal, estuvo satisfecha y por consiguiente tomó tres grandes tazas de café disfrutándolas intensamente y durmió como un tronco toda la noche.
Naturalmente no puede haber nicotina en el café, la anciana dama quiso decir cafeína. Por supuesto uno no aprueba el engaño empleado – el engaño nunca es legítimo – pero la historia ilustra perfectamente el poder de la buena y mala sugestión. La anciana dama primero hizo una ley de limitación para ella, y entonces la revocó sin ningún problema. Por qué no empezar hoy y revocar alguna de las muchas de tales leyes que es seguro has construido para ti mismo?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: