Cuentos

Aqui encuentras todos los cuentos que deseas leer una y otra vez

Un cuento navideño Venezolano

Cuentan que cerca de Barquisimeto cerca de Sanare vivía Don Carlos. Era un ceramista sin igual. Fabricaba los jarrones más bellos del estado Lara. Se levantaba desde la madrugada a buscar la arcilla a Cubiro, y llegaba a media mañana a su casa a fabricar sus bellos jarrones. En Diciembre lo buscaban mucho para comprarle las figuras de nacimiento, que casi todos los querían presentes en sus casas en las fiestas.
Todas las navidades le encargaban un nacimiento, la virgen María, José, el niño Jesús, los tres reyes magos, los pastorcitos y alguna ovejas. Cuando llegaba Diciembre, armaba un bello nacimiento en su casa. Lo adornaba en un rincón de su humilde casa con grandes pedazos de bolsa, decorándolo con musgo traído de la montana y escarcha. Armaba unas pequeñas casas fabricadas con cajitas de fósforo, todos los personajes del nacimiento y construía un bello riachuelo fabricado con papel aluminio. Todos los niños de la cuadra lo visitaban el 24 de Diciembre, y formaban una parrandita con cuatro y maracas cantándole aguinaldos al niño, y Don Carlos al final les brindaba ya cerca de media noche unas ricas hallacas y ponche.
Una navidad Don Carlos enfermo gravemente, y no pudo armar su nacimiento, y desde hace meses no había podido fabricar nada con la arcilla. Los muchachos de la cuadra y vecinos estaban muy extrañados de que Don Carlos no se había asomado por la calle en días. Pedrito se entero por boca de la Señora Ana, quien tenía una bodega en la esquina de que este se encontraba muy enfermo.
Ya faltaba una semana y llegaría navidad. Pedrito y sus amigos se reunieron:
_ Vamos a darle una sorpresa a Don Carlos. Esta vez nosotros vamos armar el nacimiento._ Dijo Pedrito.
_María y yo haremos unas hallacas y Luisa hará el el ponche andino, y el dulce de lechosa. Y Luis y los muchachos de la cuadra traeremos una parrandita pidiendo al niño dios que sane pronto_ dijeron los demás.
Fue así que todos los vecinos se entusiasmaron para hacerle una navidad especial a Don Carlos. Le pidieron con sus aguinaldos al niño Dios que este sanara pronto. A pesar de que el se sentía muy cansado motivado por problemas de salud se encontraba muy feliz por lo que habían hecho todos los vecinos de la cuadra. Ya cerca de media noche en vísperas de 25, Don Carlos pudo levantarse y poco a poco fue recobrando su salud. Ya para después del día de Reyes y después del día de la Candelaria, nuestro amigo Don Carlos volvió a trabajar esmerándose en todos sus trabajos. Y Don Carlos recuerda siempre esa linda navidad, y le da siempre gracias al niño Dios y a todos sus vecinos como gracias a la mano divina del señor y los hombres de buen corazón y todos los niños de la cuadra pudo recobrar su salud. Por eso dicen que en el estado Lara los más bellos nacimientos de arcilla son los elaborados por Don Carlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: